ESLOVENO: UNO DE LOS IDIOMAS MÁS ROMANTICOS

ESLOVENO: UNO DE LOS IDIOMAS MÁS ROMANTICOS

El esloveno pertenece a las lenguas eslavas de la familia indoeuropea y es hablado por 2.5 millones de personas, casi todas residentes en Eslovenia y una pequeña parte en el extranjero (en países como Argentina, Estados Unidos y Holanda). A pesar de ser un idioma con pocos hablantes, tiene un gran número de dialectos regionales con diferentes variaciones; especialmente en la parte noreste el idioma tiene mucha influencia de Hungría, lo que puede dificultar la comunicación con la gente de otras partes del país.

En términos de gramática el esloveno es un idioma bastante dinámico. Todas las oraciones se construyen en base a seis casos gramaticales: nominativo, genitivo, dativo, acusativo, instrumental y locativo. Los adjetivos y sustantivos se declinan según cada caso gramatical. El esloveno es considerado como uno de los idiomas más románticos al ser una de las pocas lenguas indoeuropeas y el único idioma oficial de la Unión Europea que aún utiliza el dual: un número gramatical que algunos idiomas usan además del singular y el plural. Dual se utiliza cuando se hace referencia precisamente a dos personas, objetos o conceptos, identificados por el nombre o el pronombre.

La lengua eslovena no posee malas palabras. Por lo general las maldiciones tradicionales suelen sonar más cómicas que ofensivas. Quizás las maldiciones más populares son «Tristo kosmatih medvedov» (¡Trescientos osos peludos!), «Naj te koklja brcne!» (¡Una gallina debería patearte!), Y «¡Krščen matiček! ” (Mateo bautizado!). Aunque, cuando los eslovenos realmente se enfadan, suelen utilizar alguna de las maldiciones de otros países de la antigua Yugoslavia.

Desde Aware hemos querido dedicar un espacio a este idioma tan especial, que además de ser la lengua materna de uno de nuestros compañeros, será una de las lenguas que impartamos en la escuela en nuestro deseo por seguir construyendo puentes que nos lleven a lugares de ensueño a través de las palabras.